Comidas informales con raclette, sandwichera, crepera…

La crisis nos ha invitado a todos a permanecer más tiempo en casa y a reducir el presupuesto dedicado al ocio. Ahora comemos menos fuera de casa, pero cuesta renunciar a los caprichos… Por eso una opción es preparar comidas informales, en familia o con amigos con pequeños electrodomésticos a nuestro alcance como sandwicheras, raclettes y creperas.

Cada vez dedicamos menos tiempo a la cocina, según dicen las estadísticas. Pero tampoco podemos salir a darnos “grandes homenajes”. Por eso se está imponiendo la opción de organizar viernes y sábados comidas y, sobre todo, cenas rápidas y divertidas en las que pasar un buen rato con los niños o los amigos. Es una opción económica y sencilla a la pizza de los viernes y sábados. Y nos libera de la obligación de cocinar durante alguna comida del fin de semana.

Raclette

Se trata de una plancha o grill eléctrico que se sitúa en la mesa para que cada uno prepare los alimentos crudos que desee. La superficie es de material antiadherente y se sitúa justo encima de una resistencia que aporta calor. Debajo de esta se acoplan unas pequeñas sartenes individuales que permiten preparar pequeños bocaditos al gusto de cada comensal. La raclette es el plato nacional suizo, y por eso siempre los alimentos preparados con este sistema se acompañan siempre de lonchas de queso que se funden en este aparato sobre finas láminas de carne, filetes de pollo, salchichas, bacon, patatas cocidas, etc. Suele venir preparado para seis comensales.

Raclette

Claves de compra. Es interesante que el recubrimiento antiadherente sea de buen calidad y que el cable tenga al menos dos metros de largo para que llegue desde la mesa a la toma más cercana de la red eléctrica. Algunos aparatos, como los modernos de Tefal, incorporan un indicador thermospot que se pone rojo en el centro de la raclette cuando se alcanza la temperatura óptima. Compra para seis u ocho comensales, a medida de tus reuniones.

Precios. Desde 25 a 60 € es posible comprar raclettes eléctricas de conocidas marcas como Severin, Princess, Jata o Tefal.

Sandwichera

Es un pequeño electrodoméstico con forma de maletín y dos superficies interiores moldeadas con recubrimiento antiadherente que permite cocinar de forma rápida y sencilla sándwiches mixtos y de otro tipo como si fueran de cafetería… Dispone de un piloto de conexión y a menudo otro que señala cuando se alcanza la temperatura correcta para introducir entonces el sándwich, ligeramente engrasado por fuera. Al cerrar la sandwichera mediante una pestaña al efecto, el pan de molde se dora ligeramente y el sándwich queda sellado y cortado a la mitad de forma transversal, con los alimentos en el interior calientes y fundidos.

Sandwichera

Claves de compra.  Las sandwicheras suelen llevar un asa fría y casi todas permiten almacenaje en posición vertical, pero si además son ultraplanas, mejor, ya que no es un electrodoméstico que se use todos los días y así ocupará menos espacio dentro de un armario de la cocina. Las nuevas sandwicheras de tamaño XL permiten cocinar sándwiches de mayor tamaño.

Precios. A partir de 12 € se puede comprar sandwicheras individuales o dobles, aunque los precios de las marcas conocidas como Philips o Tefal se sitúan entre 20 y 30 €.

Crepera

Este pequeño electrodoméstico es parecido a la raclette, y de hecho algunos modelos, como los de Tefal, incorporan las dos funciones. Igual que los dos anteriores se basa en una superficie antiadherente de buena calidad donde se sitúa la mezcla para crepes y se espera a que se endurezca con su peculiar forma redondeada en cuestión de segundos. Las crépes puedes ser dulces o saladas, por lo que cada comensal puede incorporar los ingredientes que desee una vez que tenga su crepe en el plato.

Crepera

Claves de compra. Las creperas suelen incorporan dos accesorios de madera, uno para dar la vuelta a la crepe y una espátula en forma de T para aplanarla bien cuando se echa la mezcla sobre la superficie. Que lleve termostato, pies antideslizantes y espacio recogecable son opciones interesantes.

Precios. Una Tristar en Amazon cuesta sólo 13 €, pero la mayor parte de los modelos cuesta a partir de 20 €, incluidos los modelos de Severin.

Fondue

Seguro que has preparado alguna vez una fondue tradicional sobre los quemadores de alcohol y has disfrutado de este equipo para cocinar de modo informal con sus tradicionales tenedores largos o pinchos. Ahora la alternativa más funcional son las modernas fondues eléctricas, de acero inoxidable y placa refractaria, que se sujetan sobre una base muy estable de la que se desprende el calor. Incorporan termostato regulable para hacer diferentes tipos de fondues (de carne, de queso, de chocolate o china de verduras), y las de tipo familiar y más sofisticadas, una estructura con recipientes para salsas. Algunas freidoras incorporan la opción de fondue, aunque el uso intensivo que se suele dar al aparato para freír hace difícil luego su limpieza para utilizarla como fondue.

Fondue

Claves de compra. A mayor potencia más tipos de fondue podrás realizar y más rápido será el proceso de fundir el queso o el chocolate o de calentar el aceite.

Precios. A partir de 25 euros se puede encontrar una fondue eléctrica, con opciones ya muy interesantes en torno a los 35 €. Las fondues familiares con salseras incorporadas cuestan entre 50 y 80 €.

Fotografías: Philips, Severin

Articulo original de DecoEstilo.com. Prohibida la reproducción total o parcial del contenido de este feed con fines comerciales.

Enlace: Comidas informales con raclette, sandwichera, crepera…

DecoEstilo.com – Portal de decoración

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.