Casa de madera o de ladrillos: ¿cuál es mejor para ti?


Esta es una de las preguntas más comunes que se hacen quienes están en la búsqueda de una nueva vivienda. ¿Debería intentar con una casa de madera? ¿O los ladrillos tradicionales son mejores? Para ayudar a responderla, haremos un repaso de los pros y contras de cada una de estas edificaciones. De esta manera sabrás qué opción se ajusta mejor a tu presupuesto y a tus necesidades.

Casa de madera

Muchas personas no están muy interesadas en la idea de tener una casa de madera. Sin embargo, existen algunos escenarios en los que comprar una casa de madera es una mejor opción que comprar una casa de ladrillos.

Uno de los pros de la madera es que es más asequible que el ladrillo. En cuanto al proceso de instalación, la madera requiere menos tiempo que el ladrillo. El tiempo de mano de obra y el costo de la instalación son mayores para el ladrillo que para la madera si ambos se realizan correctamente por parte de profesionales calificados.

Como material liviano y flexible, la madera es mejor en áreas propensas a terremotos. La alta relación resistencia-peso de la madera permite que el material sobreviva la actividad sísmica mucho mejor que el ladrillo.

La madera también obtiene puntos por flexibilidad estética. Se puede pintar, encerar, barnizar, cortar, pegar y clavar para formar diseños arquitectónicos versátiles. Cuando se trata de estilo, la madera es más fácil de trabajar y permite mucha más creatividad que el ladrillo.

Los contras

Si bien una casa de madera es una opción más versátil y menos costosa que una casa de ladrillos, todavía existen algunas desventajas importantes que hacen que muchos compradores de vivienda opten por el ladrillo y los costos adicionales involucrados.

La madera tiene muchos enemigos: termitas, hormigas carpinteras, abejas y pájaros carpinteros, por nombrar algunos. Las casas de madera deben ser monitoreadas continuamente para detectar daños y podredumbre y el mantenimiento regular, como el raspado y la pintura periódicos, es imprescindible. Debido a esto, la madera generalmente deberá repararse y reemplazarse con más frecuencia.

La madera es también propensa a sufrir daños por agua, lo que aumenta las posibilidades de crecimiento de moho. Con mal tiempo, la madera se expande y contrae y puede deformarse o posiblemente doblarse.

A menos que vivas en un área propensa a terremotos o con mucha humedad, nada resiste mejor el clima y el desgaste general que el ladrillo, eso es cierto. Pero también es verdad que el mantenimiento que requiere una casa de madera se puede sistematizar para resolver en pocas horas cada uno o dos meses.

Al decidir qué tipo de hogar es mejor para tu situación particular, hay algunas pautas a seguir. La información más importante que debe recopilar para tomar su determinación final es la siguiente: la calidad de la construcción, la cantidad de conservación y mantenimiento, y los costos generales de cada uno. Una vez que tengas esta información, verás que es más fácil tomar una decisión basada en tus prioridades y situación financiera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies propias y de terceros para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias según su navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información >

ACEPTAR
Aviso de cookies