Piscinas con agua salada, una solución ideal para nuestro jardín

Ahora que las piscinas se ponen a trabajar al 100% es buen momento para planearse otro tipo de mantenimiento para las mismas; y es que seguro que hemos pensado alguna vez en la opción de llenar nuestra piscina con agua salada. Pues bien, esto es una solución bastante recomendable que nos ahorrará mucho dinero y que traerá numerosos beneficios a nuestro organismo.

Para empezar diremos que los cloradores salinos realizan una desinfección automática del agua sin necesidad de usar el mítico cloro que tanto irrita nuestros ojos. El nivel de la sal es muy inferior al del agua del mar, por lo que tampoco tendremos la sensación de estar en el mar, simplemente notaremos un poco salada el agua.

El mantenimiento es bastante económico; y es que al mantener unos niveles bastante estable de sal, reduciremos mucho nuestro consumo de los productos químicos, que por otro lado estropean bastante nuestra piel con el paso de los años.

Como no tenemos que manipular el cloro los riesgos de accidentes disminuyen, además el olor tan desagradable que desprende este producto también lo perderemos.

Es cierto que el agua se evapora, pero la sal no. Por tanto, a pesar de que perdamos un poco cuando salgamos constantemente de la piscina, lo cierto es que tendremos que añadir muy poco para volver al estado ideal.

Cabe destacar que las piscinas de muchos de los hoteles más lujosos del mundo cuentan con este sistema, ya no por el ahorro de dinero, más bien por los beneficios conocidos de la sal en nuestro organismo. Por tanto, también será una opción que aportará glamur a nuestro jardín. Sin hablar de que nuestras aguas siempre tendrán un color estupendo y no correrán el riesgo de ponerse verde al más mínimo olvido.

Foto vía: decoraciona.com

EstiloyDeco

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.