Inodoros y bidets suspendidos, ventajas e inconvenientes

No hace muchos años se comenzó a extender el uso de los sanitarios suspendidos. Un ejemplo de minimalismo llevado al baño de nuestros hogares.  Las casas más lujosas, con más estilo y mejor decoración contaban todas con estos inodoros y bidets suspendidos en el aire. Ahora bien, a pesar de que este tipo de estética trae muchas ventajas, también es necesario sopesar los inconvenientes, principalmente de presupuesto.

Nadie puede negar que visualmente el impacto es bueno, baños más ligeros, que vuelan como por arte de magia por encima de nuestro suelo (pues cuentan con la cisterna oculta), pero es que además, estos sanitarios son ideales para poder limpiar el suelo sin ningún tipo de obstáculo.

En cuanto al principal inconveniente es el precio, ya no sólo de los sanitarios en sí, también de la colocación del mismo. Cabe destacar que la instalación no es tan sencilla como la de los inodoros y bidets de toda la vida, por tanto no es raro que esta partida presupuestaria incremente.  Pero además, hay que destacar que el espacio, aunque parezca que es el mismo o más, no es así. La cisterna se oculta, sí, pero se hace tras el tabique. Un tabique que deberá ser más grueso de lo normal para poder aguantar dicha cisterna y los herrajes pertinentes. Por tanto, un tabique que hará que perdamos espacio.

Foto vía: interiores.com, decopasion.com, decoraciona.com

EstiloyDeco

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.