Diferentes tipos de macetas

A la hora de escoger los maceteros para nuestras plantas, muchas veces nos dejamos guiar por sus características externas. Y es que a todos nos gusta siempre lo más bonito, aquello que pegue con nuestra decoración. No obstante, es importante tener en cuenta las características de cada material, y es que en el mundo de las macetas podemos encontrar muchos productos.

Podemos encontrar, por ejemplo, las macetas de barro. Pesan mucho y son bastante frágiles. Evidentemente son unas de las más bonitas, pero tenemos que saber que en los climas más cálidos se secan de forma rápida, ya que sus paredes son porosas. Cabe destacar que este tipo de material también se ve resentido por el frio, y es que ante las heladas pueden romperse.

Por otro lado, las macetas de terracota se presentan como un material natural y muy hermoso, a pesar de ser bastante caro. No obstante, hay que tener en cuenta que este tipo de recipiente no es muy resistente a los golpes. Además, no suelen encajar bien las heladas.

El pvc también llega a las macetas, éstas pesan poco y son bastante resistentes. Su precio no es muy elevado y además existe gran variedad de imitaciones de otros materiales como las de barro o terracota.  Añadimos también que son macetas de fácil limpieza. El inconveniente de estas últimas, es que quizá pueden quedar demasiado artificiales. Además, con el sol pueden llegar a desteñirse.

En otro orden también encontramos las macetas de madera, preciosas y cálidas pero con coste de mantenimiento, ya que sin el barniz adecuado se pudren; o las macetas de piedra y hormigón, un material que dura muchísimo  y ofrece un aspecto bastante distinguido a nuestro jardín.

Foto vía: mobelthom.eu, accesoriosjardin.blogspot.com.es

EstiloyDeco

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.